Los accidentes pueden suceder de un momento a otro. Enviar un mensaje de texto, contestar una llamada o distraerte por cualquier cosas mientras manejas puede provocar que seas parte de un accidente vehicular. Un segundo de distracción puede cambiar tu vida y puedes perder mucho (o todo) si no cuentas con un seguro de auto, y eso hablando solamente de pérdidas materiales.

Al contratar un seguro de auto no sólo te estas protegiendo a ti y a tu vehículo, también procuras el bienestar de todas las personas involucradas al contar con el respaldo financiero de la aseguradora al momento en que lo necesites. Sería muy desafortunado que tuvieras un percance vehicular y que tu trabajo duro se fuera a pagar costos estratosféricos de gastos médicos o daños materiales por no contar con un seguro que cuide tu patrimonio.

Si nunca has tenido un seguro de auto, a continuación te platicamos lo básico que debes saber antes de contratarlo.

¿Cómo es el proceso de contratación?

En años anteriores, estar asegurado era una tarea tediosa pues para elegir el mejor debías acercarte a cada una de las comercializadoras personalmente.

Ahora, adquirir una póliza es mucho más fácil y rápido. Opciones como el seguro de movilidad de Clupp te ofrecen hacer todo el trámite en línea y sin papeleo para que en cuestión de minutos tu auto esté asegurado.

Así es el proceso de contratación de un seguro de auto:

1. Cotizar: Lo primero que debes hacer es cotizar tu seguro. La mayoría de las aseguradoras ya ofrecen cotización en línea. Te pedirán los detalles de tu auto como marca, versión y año. También te solicitarán tu código postal, género e incluso fecha de nacimiento. Antes de mostrarte el costo de tu seguro, normalmente debes ingresar tu correo electrónico y/o teléfono celular.

En el caso de Clupp, que cuenta con una propuesta más amigable y sencilla, solo debes ingresar 2 datos para cotizar tu seguro: el valor de tu auto y la frecuencia de uso que le das.

2. Elegir cobertura: Responsabilidad civil, limitada o amplia. Más abajo te decimos la protección que te brinda cada una de ellas.

3. Contratar: Si estás de acuerdo con el precio del seguro es momento de contratar. Normalmente las aseguradoras tradicionales te pondrán en contacto con un agente de seguros quien te mandará papeles para firmar y te hará llegar tu póliza en un lapso que puede ir desde varias horas hasta un par de días.

En Clupp no es necesario que pases por un agente (aunque si lo deseas en cualquier momento te puedes poner en contacto con uno), ni que firmes ningún papel. Solo debes hacer el pago de tu seguro, descargar nuestra app móvil, dar de alta los datos de tu auto y ¡listo! En cuestión de minutos tendrás tu póliza en la bandeja de tu correo electrónico.

¿Cuáles coberturas hay para tu seguro de auto?

Para elegir la mejor póliza debes conocer los diferentes tipos de cobertura, por eso aquí te platicamos brevemente cuáles son y qué cubren:

-Responsabilidad civil: Es la póliza más básica en el mercado (y la más barata). Se hace responsable de los gastos generados a los terceros afectados y sus bienes.

-Cobertura limitada: Incluye la cobertura de responsabilidad civil y te ampara en caso de robo total de tu auto.

-Cobertura amplia: Es la cobertura más recomendada pues contempla todos los riesgos y daños que resulten de un accidente vehicular (gastos médicos para ti y tus acompañantes, daños materiales y daños a terceros). También cubre tu auto en caso de robo.

Si quieres saber más sobre esta cobertura, échale un ojo a nuestro artículo ¿Qué te cubre un seguro de cobertura amplia?

Todos los seguros de Clupp son de cobertura amplia pues es la que te dará la mejor protección y tranquilidad al transitar por las calles y carreteras.

Si aún no tienes tu seguro de auto, te invitamos a que cotices el tuyo aquí. Conocerás el costo de tu seguro inmediatamente y podrás contratarlo en unos cuantos minutos.

Abrir chat