Por más cuidadosos que seamos cuando utilizamos nuestro auto, hay algunas situaciones y factores que ya no dependen de nosotros y hacen imposible evitar un golpe.

Dejar el auto en un estacionamiento público o valet parking, querer evitar un bache, malas condiciones climáticas o un descuido de otro conductor, hacen que pueda pasar lo temido: descubrir que nuestro auto tiene un golpe o abolladura.

Pero, no todo debe ser tan dramático. La buena noticia es que, si se trata de un golpe pequeño o superficial, tú con tus propias manitas puedes arreglarlo.

Sí, así como lo lees. Presta atención, pues a continuación te platicaremos 3 formas fáciles de sacarle un golpe a tu auto sin dañar la pintura. Inténtalas para que tu auto luzca siempre como nuevo y te ahorres una visita al taller.

Cómo sacar un golpe de un auto con pistola de calor

Este método es muy sencillo y efectivo. Solo necesitas una secadora de cabello convencional con aire caliente.

Calienta la zona de la abolladura durante al menos 3 minutos para que el plástico se vaya haciendo maleable. Con tu mano empuja el golpe hacia el lado contrario. Repite esto cuantas veces sea necesario para que el golpe salga y la forma de la zona afectada regrese a la normalidad.

Aquí te dejamos un video para que veas mejor cómo hacerlo:

Cómo sacar un golpe de un auto con agua hirviendo

Hay muchas versiones de esta solución, pero en general implica calentar agua hasta que hierva y verterla en la zona del golpe.

Dependiendo de la zona que haya sido afectada, debes empujar desde la parte posterior con la mano o un mazo de goma. También puedes usar una ventosa industrial (como las que se usan para sujetar vidrio) para jalar la zona de la abolladura.

Para terminar, puedes utilizar agua con hielos para enfriar la zona y ayudar a que el golpe se quite por completo.

En el siguiente video puedes ver cómo hacerlo:

Kit levanta golpes

Por último, te contamos sobre una opción en la que tendrás que invertir un poco más (dependiendo del producto que compres), y que además es útil para golpes y abolladuras más pequeñas.

En tiendas en línea como Amazon encontrarás una buena variedad de kits levanta golpes que vienen con todo lo necesario para darle una manita de gato a tu coche. Revisa bien los productos que contiene para que estés seguro de que es la solución que necesitas.

Todas estas soluciones te ayudarán a sacar los golpes pequeños que pueda tener tu auto. Recuerda que para reparaciones más importantes lo mejor es llevar tu auto al taller o a la agencia para que los profesionales se encarguen de arreglarlo correctamente.

Si llegas a tener un choque importante, nada podrá darte mejor protección que un seguro de auto, que además es obligatorio para transitar en vías federales y en la mayoría de las entidades del país.

Si tu auto aún no cuenta con seguro, te invitamos a que lo cotices con Clupp. Contamos con seguros para auto de cobertura amplia, sin plazos forzosos y nuestra contratación es 100% digital, sin papeleo ni trámites tediosos.

Cotiza tu seguro de auto aquí y muévete [email protected] Siempre.

Abrir chat