El robo de bicicleta es algo con lo que tenemos que vivir día a día pues es un acto delictivo que va a la alza.

Simplemente en la Ciudad de México se registran cada año alrededor de 700 denuncias de robo de bicicleta (de acuerdo a cifras de la Procuraduría de Justicia) y esto es sin contar todas aquéllas bajas que no se denuncian por falta de tiempo o confianza en las autoridades.

Sí, todos amamos las bicicletas pues son un medio de transporte práctico y efectivo que contribuye al medio ambiente, la salud y a ahorrar dinero. Pero, la realidad es que tienen una fuerte exposición a ser robadas.

Por eso, aquí te damos algunos consejos rápidos que debes tener en cuenta para adelantarte a los ladrones y evitar que se roben tu bicicleta.

Hazte de un buen candado

Lo primero que debes hacer para evitar el robo de bicicleta es conseguir un buen candado. Un candado resistente puede hacer que los ladrones no quieran meterse con tu bici, pues les tomará mucho tiempo soltarla.

Busca candados específicos para bicicletas de marcas con buena reputación como Abus, Hiplok o Kryptonite*. Estas marcas no sólo utilizan acero de alta resistencia para los eslabones de la cadena y el grillete, sino que también tienen un manguito diseñado para enredarse en los dientes de una sierra, lo que dificulta su corte. Son bastante pesados, pero ofrecen mucha seguridad y te dan flexibilidad en cuanto a los lugares a los que puedes sujetar el candado.

*Todas estas marcas de candados para bicicletas las encuentras en Amazon.

Usa el candado correctamente

Incluso el candado más seguro no servirá de nada si no lo utilizas correctamente.

La máxima prioridad es pasar el candado por el marco de la bicicleta, luego la llanta trasera y al último la llanta delantera. Si vas a dejar tu bicicleta en un lugar menos seguro de lo normal, entonces considera colocar dos candados. Uno para asegurar el marco a la estructura donde anclaras el candado y el otro para asegurar las llantas al marco de tu bici.

Con cualquier candado lo que necesitas es limitar el espacio que los ladrones puedan tener para maniobrar y quitar el candado. Intenta llenar el espacio del candado con la mayor parte posible de tu bicicleta para evitar que una herramienta de apalancamiento tenga acceso a ese espacio. También, oriéntalo hacia el suelo para que sea aún más difícil manipularlo.

Cambia frecuentemente el lugar donde dejas tu bici

Intenta no dejar tu bicicleta en el mismo lugar todos los días. Si la dejas siempre en la misma esquina o calle fuera de tu oficina, escuela o a donde vayas más seguido, tu bicicleta se convertirá en un objeto conocido de esa zona, lo cual puede hacer que algún delincuente le eche el ojo, sepa que ahí está todos los días y planee tranquilamente cómo robarla.

Para evitar esto, cambia lo más que puedas el lugar donde dejas tu bicicleta.

Guarda siempre tu bicicleta en la noche

Es más fácil robar cuando está obscuro, así que evita dejar tu bicicleta en la calle durante la noche.

Por supuesto, no siempre es posible, sobre todo si estás en un lugar público. Si es el caso, entonces déjala en un lugar que esté bien iluminado y que de preferencia tenga algún tipo de vigilancia.

Este consejo puede parecer muy obvio, pero sirve mucho y nunca está de más mencionarlo.

¡Contrata un seguro para tu bicicleta!

Desafortunadamente, por mucho que sigas estos consejos al pie de la letra, tu bicicleta siempre corre el riesgo de ser robada. Pero, no te desanimes, aquí es donde entra el seguro para bicicleta.

Por si no lo sabías, en México puedes contratar un seguro para bicicleta que te respalde en caso de robo o accidente. En Clupp lo ofrecemos y en nuestro artículo Seguro para bicicleta: ¿qué cubre y cuánto cuesta? te platicamos todos los detalles sobre él.

Nuestro seguro es muy fácil de contratar, pues es 100% digital, así que en unos cuantos clics tu bici queda asegurada. ¡Maravilloso! ¿no?

Cotiza tu seguro para bicicleta aquí y muévete [email protected] Siempre.

Abrir chat